El fenómeno en que se basan los anemómetros de hilo caliente es el enfriamiento producido por una corriente de aire que circula alrededor de un pequeño hilo que funciona a modo de resistencia. Como la conductividad de los metales depende de su temperatura, puede calibrarse el dispositivo para que en función de la temperatura de equilibrio alcanzada y por la variación de intensidad circulando por el hilo pueda medirse la velocidad de dicha corriente incidente.

Mostramos en la imagen el anemómetro ya montado en un orificio taladrado en el túnel con el objetivo de medir la velocidad de la corriente incidente.

Ésta no es la disposición que nosotros utilizamos en la realización de la práctica.

Anemómetro de hilo caliente